fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
fuga mobilya
I. Martínez : "El resultado de una botella de aceite es un buen ejemplo de la evolución humana"
pornolar porno film porno video rus porno porno videolar rus porno izle sex hikaye ensest hikaye porno hikaye adult hikaye erotik hikaye

I. Martínez : "El resultado de una botella de aceite es un buen ejemplo de la evolución humana"
Imprimir
PDF

El galardonado con el Premio Príncipe de Asturias y miembro del equipo investigador de los yacimientos de Atapuerca, Ignacio Martínez Mendizábal, analizó hoy en Jaén la evolución de la especie humana y su relación con los orígenes de la industria agroalimentaria durante la celebración de CORTIJO URBANO, un encuentro intersectorial en el que se unen cultura, gastronomía, salud y sociedad en torno a la dieta mediterránea y que organiza CITOLIVA.

_____________________________________________________________________

El experto investigador en la historia evolutiva de los homínidos fósiles, Ignacio Martínez Mendizábal, abrió hoy en CORTIJO URBANO la sesión “Inspiración”, en donde declaró que el hombre de hoy pertenece a una especie que denominó como “los nuevos humanos”. Así, explicó que “dentro de los Homo sapiens, somos una especie nueva, casi la última en la evolución, caracterizada por el ingenio y la creatividad”. De hecho, “somos la única especie de la vida que vive con y para el arte, que se expresa y que es capaz de crear”, añadió.

Esta creatividad, según Martínez, supone una verdadera “revolución” en el proceso evolutivo del ser humano, aunque su explosión ha seguido distintas fases. De hecho, “tiene una primera etapa en el Paleolítico, pero su fase gloriosa llegó hace 10.000 años, en el Neolítico, cuando se rompen los hielos de la glaciación que cubría la mayor parte de Europa, Asia y América”. Cuando esos hielos retroceden, “esos homínidos descubren, en distintas partes del mundo, una actividad tan importante todavía hoy como es la ganadería y la agricultura”.

Para el investigador, “es en el Neolítico cuando el hombre pone la tierra a su servicio en lugar de tener que ir él a buscar los alimentos” y es este gran cambio histórico el que hace que la población se sedentarice, dando origen a la conformación de las primeras ciudades y al boom de la población.

“Es una revolución completa”, aseguró Martínez Medizábal, y una de las cosas que mejor señalan esa combulsión “es la industria agroalimentaria,  por que el Neolítico no se queda sólo en la producción de alimentos, sino que la creatividad humana se dedica a hacer algo con ellos”.

“El concepto no es comerse los frutos de la tierra, sino empezar a elaborarlos y hacer cosas diferentes como pueden ser el aceite de oliva o el vino. Eso es talento en estado puro, porque a un alimento básico le estamos metiendo valores añadidos de sabor, belleza y conservación, entre otros muchos”.

“En el  resultado final de una botella de aceite puedes ver esa genialidad humana, origen del binomio de la creatividad y del trabajo en equipo, y estos son los dos hitos de la evolución humana”, asegura el experto y premio Príncipe de Asturias.

De hecho, el investigador y docente aseguró que “el resultado de una botella de aceite es un buen ejemplo de la evolución humana”, y “sería perfecto para poder mandarlo en una misión espacial como representación de nuestra especie”.

Sin embargo, Ignacio Martínez comentó que el sector oleícola “posiblemente no está sabiendo vender bien ese valor añadido”.

Los alimentos elaborados, “que están mucho mejor conservados que si los encontramos en estado natural, tienen las cosas que nos han hecho grande a los humanos, como el talento, la belleza y el trabajo en equipo”, subrayó.

De hecho, para el experto, los productos agrícolas elaborados son “señas identitarias de los pueblos. Los productos de la tierra, como el aceite de oliva, son con los que nos identificamos, de los que nos sentimos orgullosos”. Sin embargo, “en España parece que tenemos problemas para apreciarnos a nosotros mismos”, criticó.

Por ello, el investigador alabó iniciativas como las que lleva a cabo CITOLIVA, y la celebración de la primera edición de CORTIJO URBANO, pues añadió que “eventos como éste ayudan a que los pueblos se encuentren a sí mismos”.

Ignacio Martínez Mendizábal es uno de los conferenciantes de lujo de CORTIJO URBANO. Galardonado con el Príncipe de Asturias y miembro del equipo investigador de los yacimientos de Atapuerca, es un gran comunicador y su mensaje cala muy hondo con temáticas tan humanas como La Economía del Cuerpo: alimentación y evolución; Inteligencia y sentido de pertenencia; y La adaptación al entorno: recursos para la supervivencia.

Galería de Imágenes

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Vídeo Cortijo Urbano

ankara escort